Saltar al contenido

Alta confiabilidad en el filtro secador Danfoss gracias a la tecnología de núcleo sólido

/COMUNICAE/

Componente básico para el sistema de refrigeración y aire acondicionado el filtro secador o deshidratar

Con un diseño especial para sistemas de aire acondicionado el filtro secador o deshidratador DML de Danfoss Danfoss ofrece una alta capacidad de secado optimizado para los refrigerantes HFC y aceites minerales o de benceno. Su nueva tecnología de núcleo sólido lo hace altamente confiable protegiendo el sistema de refrigeración con un filtrado de mayor calidad.

Los modelos DCL, son filtros secadores que están diseñados para aplicaciones que requieren una alta capacidad de secado y de absorción de ácido, esta categoría de filtros tienen el mismo rango amplio de aplicación y las mismas ventajas que los filtros secadores DML. En ambas versiones tanto los filtros secadores DML como los DCL están disponibles con conexiones soldables de cobre y roscables de acero con diferentes variantes dependiendo de la aplicación (Flare, Flare O-ring, Face Seal, etc.).

La carcaza hermética del filtro DML/DCL es única y está aprobada para 46 bar (667 psig) para los diferentes refrigerantes del mercado como R32, R134a, R290, R410A, R452B, R454B, R1234yf, R1233zd(E), etc.

El filtro deshidratador con núcleo solido evita que las impurezas y/o humedad pasen hacia el elemento de control o hacia el compresor, su uso es esencial ya que su principal función es la absorción de humedad en el sistema, bloquea el paso de partículas sólidas como residuos de soldadura, astillas metálicas de acero o cobre, evitando que el sistema se tape, y ocasione problemas al usuario como bajo enfriamiento, baja presión de succión, alta temperatura de descarga, entre otros problemas.

Dentro de las características y ventajas del modelo DML destaca su núcleo de tamiz molecular, 100 %, permitiendo una elevada capacidad de secado y mínimo riesgo de formación de ácidos (hidrólisis). Se recomienda su uso con refrigerantes HFC y HCFC ya que no agotan los aditivos del aceite. Respecto a los modelos DCL el 80 % de tamiz molecular ofrece un 20 % de alúmina activada. Es la mezcla de núcleos idónea para aquellos sistemas que funcionan con elevadas temperaturas de condensación y requieren una gran capacidad de secado, también están recomendados para el uso con refrigerantes HFC y HCFC. Con la tecnología de núcleo sólido, Danfoss supera la de perlas sueltas de silica y ofrece absorción más rápida, resistencia a la vibración, diversidad de conectores, 100% en inspección de fuga, baja caída de presión, materiales amigables con el medio ambiente, certificaciones intrernacionales y sobre todo, compatibilidad con la amplia gama de refrigerantes del mercado.

Los filtros DMLE y DCLE son compatibles con los refrigerantes A1, A2, A2L y A3, los cuales cuentan con un muy bajo GWP aprobados con una presión de trabajo de 50 bar (725 psig)

Fuente Comunicae