Este jueves, el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) presentó los resultados de la primera etapa del informe de vulnerabilidades del tramo elevado de la Línea 12 del Metro de la CDMX

Durante la inspección física nivel 1 del tramo elevado de la Línea 12 se trató de identificar posibles vulnerabilidades con la finalidad de poder descartar riesgos evidentes a simple vista en la operación de los tramos, por lo que en este primer nivel de evaluación se lleva a cabo únicamente a través de la inspección visual, ocular, con medios básicos, siendo en algunos casos apoyados con material topográfico, en la mayoría es aquello que se puede observar a simple vista.

Entre los resultados obtenidos, se determinó que en el 68% de los tramos, se vieron deficiencias o afectaciones Grado ‘C’, siendo situaciones comunes; en el 32% se encontraron afectaciones Grado B, estos daños o deficiencias tienen que ser analizados a mayor detalle.

Entre las deficiencias que requieren mayor estudio se encuentran:

  • Soldaduras al centro del claro (práctica de construcción cuestionable).
  • Separación insuficiente de vigas entre ellas y respecto a los cabezales.
  • Fisuras en columnas.
  • Fisuras en trabes y cabezales.
  • Elementos de apoyo deformados o con apoyo parcial (neoprenos).
  • Diafragmas colocados deficientemente o inexistentes.
  • Inconsistencia por atiesadores horizontales en trabes más cortos que en otras zonas.

Entre las recomendaciones de atención prioritaria están:

  • Revisión de la separación entre el puente vehicular del Periférico y las columnas del viaducto elevado del Metro.
  • Reparación de fisuras en columnas.
  • Reparación de fisuras en tabletas presforzadas con alto nivel de filtraciones.
  • Reparación de los cabezales dañados por el trabajo de los topes sísmicos.
  • Revisión del refuerzo realizado en el tramo cercano a la estación Nopalera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *