Saltar al contenido

Crediclub analiza las principales estafas y fraudes al invertir dinero

/COMUNICAE/

Crediclub analiza las principales estafas y fraudes al invertir dinero

La empresa de créditos e inversiones, Crediclub, basado en un artículo del sitio web RepScan, sobre los chiringuitos financieros, señala que, en la actualidad, estos se han vuelto habituales, por lo que es importante aprender a reconocerlos antes de invertir dinero en uno de ellos

Un chiringuito financiero puede definirse como una empresa que presta servicios de inversión sin contar con ningún tipo de regulación, por lo que es común que este tipo de grupos ofrezcan productos financieros riesgosos o completamente fraudulentos, buscando únicamente quedarse con el patrimonio de las víctimas que decidieron invertir dinero con ellos.
En muchos casos estos "negocios" suelen tener oficinas físicas, logos, documentación fraudulenta, entre otros elementos que pueden engañar hasta al inversor más experimentado. Por ello, es de suma importancia conocer el actuar de este tipo de estafas.
¿Cómo actúan los chiringuitos financieros?
La forma en la que actúan estas inversiones fraudulentas son muy similares al actuar de las entidades financieras autorizadas, esto las hace más difíciles de reconocer. Efectúan llamadas a empresarios, ahorradores e inversores con el fin de conseguir que estos deseen invertir dinero en sus esquemas fraudulentos.
A pesar de las similitudes, la gran diferencia entre la forma de captar inversores de instituciones autorizadas y los chiringuitos, según un artículo del blog RepScan, es que estos últimos prometen gran rentabilidad y un bajo riesgo, lo cual es, cuanto menos, sospechoso.
La insistencia con la que molestan a sus prospectos es otra característica muy distintiva de los negocios financieros no regulados. A menudo llaman a horas poco apropiadas y con un sentido de urgencia, con el fin de tomar desprevenidas a sus víctimas.

¿Cómo protegerse de un chiringuito financiero?
La mejor forma de evitar caer en una de estas estafas es que los inversores permanezcan escépticos ante cualquier oportunidad que parezca demasiado buena para ser verdad, especialmente si es una que el inversionista no ha buscado.
Otra manera de saber si una inversión es segura o no, es verificar que la entidad financiera que ofrece el producto esté debidamente regulada por La Comisión Nacional Bancaria y de Valores.
En los tiempos que corren es muy importante que los inversores sepan mantener la cabeza fría ante cualquier oportunidad, pues hasta los expertos han caído en estafas y fraudes a la hora de invertir dinero en productos financieros bastante prometedores.

Fuente Comunicae