/COMUNICAE/

Las empresas mexicanas ya tienen como objetivo su visibilidad en Internet. Antes de la pandemia era un factor muy importante, hoy en día es fundamental este canal para el crecimiento de cualquier tipo de negocio. Y todo empieza por tener un sitio web

Para desarrollar cualquier estrategia digital, en las que se tengan unos objetivos ambiciosos y creíbles, las empresas deben de empezar por el diseño web de su sitio. El sitio web es el escaparate más importante que cualquier compañía tiene en Internet. Es su activo digital más trascendente y debe ser diseñado y desarrollado con sumo cuidado. Todos los detalles de una web son muy importantes.

La web debe de estar muy bien estructurada y organizada. Este será un buen comienzo para conseguir que los usuarios que la visiten tengan muy clara la información de los servicios o productos de los que se quieren informar, e incentivar, asimismo, que los mismos naveguen por otras páginas del sitio. Con ello se cumplirá un primer objetivo muy importante: que la experiencia de los usuarios sea muy satisfactoria.

Factores más importantes en una web:

– El diseño debe de tener un buen look and feel. Que los usuarios en el momento de ver la página web se sorprendan agradablemente y esto incentive la lectura de sus contenidos y la navegación por sus distintas páginas.

– Fotos de calidad y con una muy buena resolución. Bien optimizadas para que no pesen en exceso, y no afecte a la velocidad de carga de la página, pero con una resolución muy clara y diáfana.

– Las urls deben ser amigables. O lo que es lo mismo, sencillas de entender y que guíen al usuario orientándolo al contenido que busca.

– Los títulos de cada página (H1, H2 y H3) deben de incluir las keywords o términos de búsqueda que los usuarios asocian al contenido que están buscando. Empezando por el H1, o título que encabeza cada página de la web, que debe tener tres o cuatro palabras a lo sumo y que contendrá la keyword más común del servicio o producto que se detalle en esa página.

– El desarrollo de los contenidos debe de ser muy generoso. Se debe pecar por exceso y no por defecto. Tanto contenido a nivel de texto como a nivel de imágenes. Todo en un equilibrio que facilite a los usuarios su comprensión, y en torno a esto, los contenidos deben de redactarse de una forma bien estructurada y organizada. Recordar que el algoritmo de Google tiene un componente semántico muy relevante y analiza muy a fondo si los contenidos de cada página están bien explicados o no.

– Configuración y diseño responsive para una buena adaptabilidad de la web a los dispositivos móviles. Cada vez el tráfico se va derivando a smartphones y tablets, y por tanto se debe de cuidar, y mucho, el cómo se ve el sitio web en estos dispositivos.

La conclusión de todos estos factores, fundamentales a tener en cuenta en el desarrollo de las webs de las empresas, es que hay que ponerse en manos de una agencia de marketing digital, como Marketeros Agencia, que dirija y desarrolle todas estas premisas para poder lograr los objetivos comerciales y de visibilidad que exige un canal de la importancia y trascendencia de Internet. Las empresas mexicanas se juegan mucho.

Fuente Comunicae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *