/COMUNICAE/

Es de vital importancia tener en mente cómo será el futuro al momento de retirarse, una vez que se empieza la vida laboral, se debe considerar un plan de ahorro a largo plazo si se quiere disfrutar de un retiro sin preocupaciones. Es por esa razón que es imprescindible determinar aspectos primordiales, como el ahorro voluntario, para cumplir con metas y asegurar el futuro

Plantearse un plan de ahorro a largo plazo puede ser complicado, más con las situaciones que se han vivido alrededor del mundo desde al año pasado; sin embargo, planearlo y llevarlo a cabo, sin lugar a dudas puede evitar que los imprevistos afecten la calidad de vida actual de la persona y la de su familia.

Empezar un plan de ahorro a largo plazo, empieza desde un cambio de mentalidad, es decir, mentalizarse en que no es un proceso que se lleva de la noche a la mañana, sino que es un camino en el que poco a poco se irá avanzando. Es de suma importancia comenzar lo antes posible para que sea menos pesado.

Para cumplir con un plan es necesario establecer metas de ahorro a largo plazo y estar dispuesto a cumplirlas:

  1. Calcular la pensión: existen diferentes herramientas que permiten estimar cuánto se podrá recibir al momento de retirarse. Es un cálculo aproximado, especialmente si la persona apenas está iniciando la vida laboral, pero servirá para conocer el nivel de ingresos que se tendría para la jubilación.
  2. Determinar el nivel de vida ideal al momento de jubilarse: Se deben realizar proyecciones de los lugares donde la persona quisiera vivir, por ejemplo la playa o en algún otro lugar, son preguntas fundamentales que se deben cuestionar para considerar objetivos personales y así determinar los gastos mensuales que se tendrían al momento de la jubilación.
  3. Prevenir las fuentes de ingresos como retirado: pueden ser bienes raíces, inversiones, bienes propios, ahorro personal en la Afore o cuenta propia, entre otras.
  4. Ahorrar lo antes posible: una forma segura y fácil es realizando aportaciones de ahorro voluntario en el Afore. Determinar una cantidad de los ingresos y ser constante.
  5. Tomar las mejores decisiones a lo largo de la vida laboral para que el ahorro en la cuenta de la Afore obtenga mayor rentabilidad.
  6. Buscar a un especialista: contactar a un asesor que pueda ayudar a crear un plan de ahorro a mediano plazo es vital para que sea más sencillo el proceso.
  7. Realizar ajustes en el camino: como se mencionaba anteriormente, el proceso de ahorro para el futuro es a largo plazo. Por lo que pueden surgir eventualidades que requieran reajustar la planificación.
  8. Descargar aplicaciones para consultar saldos y movimientos, y así ahorrar de una mejor manera.

Es importante recordar que planear con anticipación esta importante etapa de la vida puede traer grandes beneficios como tranquilidad y bienestar, ayuda a reinventar el estilo de vida, así como también abrir y cerrar ciclos.

Por último, se deben tener presente las claves para mantener el ahorro por el camino correcto, las cuales son: antelación, previsión, constancia y buen asesoramiento. Seguirlas será vital para lograr metas y objetivos.

Fuente Comunicae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *