/COMUNICAE/

Subestación de energía eléctrica para proveer a los inquilinos en Vesta Park Querétaro

El creciente problema de escasez de energía puede llegar a representar retos para la competitividad en los principales centros industriales en México. Solo en Querétaro, la demanda de energía del estado proviene en un 60% del segmento industrial. Más aún, el crecimiento del sector industrial en esta entidad provoca que los requerimientos de electricidad en la región sean cada vez mayores, con un crecimiento anual en demanda de energía de un 6% en el 2020.

Si bien esto es cierto para la manufactura, los data centers (centros de datos) necesitan de un flujo de energía no solo abundante, sino también inmediato a su instalación en los parques industriales de la región. Los data centers están llegando a Querétaro de una manera acelerada. Aunque los datos no son públicos, dada la alta seguridad que requieren este tipo de instalaciones, se estima que para cubrir la demanda para el funcionamiento de algunos data centers se requerirá un incremento de hasta 15 o 20% de la capacidad actual de la Red Nacional de Transmisión (RNT).

Los tiempos de construcción de los data centers son más rápidos que los tiempos de construcción de la infraestructura eléctrica para recibir la energía, por lo que requieren una estricta planeación, ya que se puede poner en riesgo la operación por la falta de energía. Uno de los retos más importantes es coordinar y realizar las solicitudes de conexión con las autoridades competentes, como son CFE Transmisión y el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), ya que estos generalmente son procesos largos.

Para Vesta, como para cualquier otra desarrolladora industrial ha representado un gran reto poder obtener la capacidad necesaria para la operación de nuevos clientes. Además de la complejidad de la logística, se requieren grandes inversiones, las cuales no todos los desarrolladores tienen la capacidad de realizar. Para dar solución a este tema existe la posibilidad de realizar solicitudes agrupadas en alianza con otros parques para dividir los costos de refuerzos en la RNT. Sin embargo, esta práctica aún no es tan común.

Una vez que se realiza una solicitud de conexión, el CENACE expide una resolución en donde se indican los trabajos necesarios para poder suministrar energía al usuario. Estas son grandes obras de infraestructura para el reforzamiento de la RNT, que incluyen subestaciones eléctricas, líneas de transmisión y repotenciaciones, entre otras cosas.

Vesta tomó la iniciativa y se arriesgó a llevar a cabo todos estos procesos para garantizar el suministro de energía eléctrica a sus usuarios en Vesta Park Querétaro. Actualmente el parque cuenta con una subestación de 30 MVA con la posibilidad de crecimiento de hasta 170 MVA.

Esta subestación es particular por lo que permite ser administrada y operada por Vesta Park. Una de las ventajas es que se puede proveer energía directamente a los usuarios realizando los trámites directamente con Vesta, sin pasar por todo el proceso de CFE lo que eficientiza los tiempos de conexión.

EnerVesta es la filial de Vesta encargada de administrar, operar y mantener la red de distribución particular. Uno de los beneficios es que cuenta con una plataforma web con un sistema smart-metering, el cual permite a los usuarios consultar sus consumos de energía en tiempo real, con opción de descargar esta información y utilizarla para análisis energéticos.

Vesta Park Querétaro se encuentra localizado a 7 kilómetros del Aeropuerto Internacional de Querétaro y tiene actualmente espacio disponible en un edificio listo para ser ocupado con 17,132 metros cuadrados. Adicionalmente, existe la posibilidad de construir edificios a la medida.

Vídeos
Vesta Park Querétaro

Fuente Comunicae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *