/COMUNICAE/

Flujo de caja un elemento clave para las empresas por especialistas De la Paz, Costemalle-DFK

El flojo de caja es el resultado de toda la movilidad económica de la empresa. Proporciona a la empresa información para hacer frente a deudas. El no contar con flojo de caja puede traer ciertas repercusiones a la empresa

El flujo de caja es el resultado de todas las salidas y entradas netas de dinero de una empresa en un periodo determinado. En la caja, el tiempo es clave en el análisis del flujo, puesto que este variará con el tiempo y siempre hay que tener en cuenta cuando se analiza, periodo y gasto.

El flujo de caja proporciona información valiosa acerca de la capacidad de pago de una empresa para poder hacer frente a sus deudas y da indicadores significativos de la salud financiera de una empresa. Es importante remarcar que el flujo de caja no mide los beneficios o pérdidas de una empresa sino el “saldo resultante” de su actividad, independientemente de si genera ganancias o pérdidas.

Según los expertos en De la Paz, Costemalle – DFK existen tres categorías del flujo de caja:

Flujo de Caja Operativo (FCO): en este se reflejan todas las entradas y salidas de dinero en la empresa. Se incluyen los ingresos por ventas y los gastos producidos por los gastos efectuados a proveedores.

Flujo de Caja de Inversión (FCF): responde a las inversiones afectadas por la empresa en un periodo de tiempo determinado. Refleja los ingresos y gastos derivados de inversiones, por ejemplo: cobros por activos no corrientes y los gastos de estos.

Flujo de Caja Financiero (FCF): se reflejan los ingresos derivados de la emisión de acciones o deuda y los gastos que se han producido por el concepto de pago de dividendos a los accionistas durante un periodo de tiempo.

Los especialistas en De la Paz, Costemalle – DFK explican que existen 5 formas validas de calculo para el flujo de caja, cada una representa ciertas ventajas e inconvenientes.

Cash Flow (CF): Es el flujo de efectivo que se generaría en un ejercicio si se cobraran todos los ingresos y se pagaran todos los gastos. Aseguran los expertos en De la Paz, Costemalle – DFK que el CF últimamente está en desuso, debido a que es muy teórico, y no discrimina el origen de los fondos ni considera aplazamientos de cobros y pagos. Su mayor limitación es que no considera el tiempo que se tarda en hacer efectiva la liquidez.

EBITDA: Es el flujo de efectivo que se generaría en un ejercicio si se cobraran todos los ingresos y se pagaran todos los gastos relacionados con la actividad de la empresa.

Los expertos en De la Paz, Costemalle – DFK comentan que la diferencia con el Cash Flow es que elimina los resultados financieros y algunos extraordinarios. A pesar de que tampoco considera el tiempo que se tarda en hacer efectiva la liquidez, es el más usado en el análisis de ratios de cobertura. Para el óptimo uso del EBITDA, es importante analizar su evolución durante los años y porcentaje sobre ventas.

EBITDAR: Cuando una empresa hace una reestructuración, el EBITDAR refleja mejor la capacidad de generación de recursos de la actividad, ya que considera estos gastos como excepcionales.

Cash Flow Operativo (CFO): Tiene en cuenta el flujo de cobros y pagos. Por tanto, es la tesorería que ha generado o consumido la empresa con su actividad. En De la Paz, Costemalle – DFK comentan los especialistas que no se suele usar para valorar la capacidad de pago de una empresa, puesto que fluctúa mucho. Si la empresa audita, se ve en el Estado de Flujos de Efectivo (Explotación). Como norma general, si una empresa incrementa ventas, es habitual que el CFO sea negativo; y viceversa.

Cash Flow Libre (CFL): Es la tesorería que ha generado o consumido la empresa durante un año sin considerar las fuentes de financiación. La diferencia con el CFO es que incluye las variaciones en los activos no corrientes. También se puede obtener del Estado de Flujos de Efectivo.

Es importante que las empresas cuenten con un control del flujo de caja ya que esto permitirá cierta estabilidad contable en la organización, y control sobre el manejo de fljo de efectivo. Es importante acercarse a los especialistas como los de De la Paz, Costemalle – DFK para, en caso de requerirlo recibir asesoría oportuna.

Para saber más:

(55)3686 2400 ext. 1000 o 1007

comercial@dfkmx.mx

https://delapazcostemalle.com.mx/es/contacto/

De la Paz, Costemalle-DFK empresa mexicana enfocada en brindar soluciones integrales y personalizadas en administración, auditoria, consultoría legal y fiscal, convirtiéndose en un confiable experto en la asesoría, dirección y administración de las empresas. A lo largo de sus más de 55 años de experiencia, brinda a cada cliente atención y soluciones a la medida de sus necesidades. De la Paz, Costemalle – DFK se compromete con el desarrollo de las empresas mexicanas, trabajando en la generación y personalización de estrategias de alto nivel y experiencia.

Vídeos
De la Paz Costemalle DFK

Fuente Comunicae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *