En entrevista a  las afueras de Palacio Nacional, Zoé Robledo Aburto, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aseguró que pudo ser un error humano la aplicación con una jeringa vacía a un adulto mayor en la Unidad Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional (IPN) 

Informó que ya se inició una investigación del caso.

Robledo Aburto explicó que la voluntaria es estudiante de enfermería, en la Escuela Superior de Enfermería y Obstetricia del IPN y que ya se investiga cómo fue su reclutamiento y capacitación.

“Es alguien que estudia ahí en la Escuela de Enfermería del Politécnico, estamos revisando cómo se hizo su capacitación, que la realizó el Politécnico, y en qué condiciones se presentó esta situación. Para nosotros lo más importante es aclarar las cosas”. 

Detalló que de acuerdo a declaraciones del personal que supervisó la unidad, la enfermera se sintió incómoda y presionada al ser grabada.

Comentó que determinarán si fue o no error humano hasta que terminen las investigaciones, no obstante, mencionó que después de nueve millones de aplicaciones de vacunas, por probabilidad pueden ocurrir errores como el que pasó el fin de semana. 

«Bueno, hasta que no esté la investigación, yo supongo que sí, porque pues también, después de 9 millones de aplicaciones de vacunas, por pura probabilidad pueden ocurrir errores humanos como éste. Lo importante es también que se investigue a fondo qué pasó», afirmó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *