■Israel Mendoza Pérez

@imendozape

Después de más un año y dos meses, la Titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra, retoma el Caso Ayotzinapa y acude a la la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, con familiares y representantes de los 43 estudiantes desaparecidos, para hacer un balance de resultados de los puntos encontrados en el expediente del caso. Sin embargo, fue el sector social más desdeñado por Ibarra Piedra, desde su llegada a la CNDH, primero al quitarle recursos y en segundo al darle un seguimiento intermitente.

La oficina especial para el Caso Igual contaba con recursos por 4.2 millones de pesos para su operación; sin embargo, la desapareció Piedra Ibarra y ese recurso lo trasladó a Oficina Especial para Investigar Represión y Desapariciones Forzadas por Violencia Política del Estado, así se detalla en una respuesta a una solicitud de información.

La oficina del caso de los 43 fue creada el 18 de diciembre de 2014 como parte de las investigaciones que se siguieron en torno a los hechos ocurridos la noche del 26 de septiembre de 2014 cuando 80 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa que viajaban en dos autobuses en el norte de Guerrero camino a Ciudad de México, fueron interceptados y uno de los vehículos, con 43 de los normalistas, desapareció tras un enfrentamiento contra policías municipales y miembros de la delincuencia organizada.

No sólo eso, el desmantelamiento económico y la desatención por parte de la CNDH se recrudeció cuando se culpó al activista José Martínez Cruz de trabajar de manera lenta en el caso de los 43.

Rosario Piedra pega y esconde la mano. Según la propia comisión, la dilación en el caso que se dio en meses atrás se debe a que quien ocupó hasta agosto de 2020 la titularidad de la Dirección General de la Primera Visitaduría. Por ello se le pidió a Martínez Cruz la renuncia a la CNDH.

Sin embargo, durante meses la lejanía de la ombusman con los padres de los 43 fue notoria. Incluso, se especuló sobre una confrontación entre Rosario Piedra y el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, por el mismo tema, ya que el 26 de septiembre de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló frente a los padres de los normalistas desaparecidos que antes la secretaría de Gobernación era la “secretaría del autoritarismo” y ahora es la "secretaría de la defensa de los derechos humanos”. No fue una declaración suelta. Fue el aviso que el proyecto de fusión y quitarle presencia a Rosario Piedra avanza ya que, en aquella ceremonia, ella no estuvo presente, en cambió la secretaria Olga Sánchez Cordero y Alejandro Encinas llevaron la voz cantante en ese evento.

Ahora la CNDH, reveló que el pasado domingo 21 de marzo, Rosario Piedra Ibarra se reunió en la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, con familiares y representantes de los 43 estudiantes desaparecidos, para hacer un balance de resultados de los puntos encontrados en el expediente del caso. Y para el infortunio de este caso, vuelve a empezar el viacrucis de los padres de familia. La justicia no llega y los encargados de darle apoyo lo hacen a cuentagotas.▃

📧mepeis@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *