Una vez más, la comunidad de médicos y enfermeras en el Valle de Toluca, manifestó su inconformidad ante la falta de responsabilidad de los ciudadanos que ha llevado a la saturación de los servicios de salud por el Covid-19

Esto a raíz del lamentable fallecimiento del médico Juan Sánchez Mejía quien  murió por COVID-19 el  pasado 19 de diciembre en el Hospital Regional 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social en Toluca.

Foto Facebook

Su colegas emitieron un mensaje en Facebook donde describieron la situación en la que murió Sánchez Mejía.

“No es posible que alguien se muera por ejercer su profesión, hoy le tocó a un excelente ser humano, amigo y colega; este sábado 19 de diciembre de este funesto año perdió la vida el doctor Juan Sánchez Mejía, quien en el ejercicio de sus funciones atendía pacientes y fue contagiado. Acudió al Hospital No. 220 del IMSS donde hacía fila para ser atendido”, denunció un compañero de Juan Sánchez, médico residente de medicina familiar de la UMF 249 en Santiago Tlaxomulco.

“A pesar de ser médico de base, estaba solo. Y cuando el personal de enfermería acudía para pasarlo al siguiente nivel, se percató que había fallecido. No puede ser posible que los apóstoles, porque eso son, no tengan preferencia para ser atendidos de inmediato, perder la vida solo y sin atención no puede ser comprensible para su familia, su esposa e hijos”.

Los colegas de Sánchez Mejía dijeron sentirse desamparados por las autoridades de salud y exigieron que todo el personal médico y de enfermería reciba atención prioritaria.

“Lamentamos la pérdida de un gran compañero y amigo. ¿Cuántos más? Los médicos no tenemos garantías de recibir atención médica. Los médicos no deberíamos morir haciendo nuestro trabajo, estamos hartos de tanta estupidez de la gente incrédula, indiferente, valemadrista, egoísta y podría mencionar un sinfín de calificativos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *