UNAM desarrolla prueba rápida para detección de COVID-19

UNAM desarrolla prueba rápida para detección de COVID-19 1

El biomarcador, que permitiría procesar muestras en un tiempo máximos de dos horas, está en fase de validación por el InDRE.

Un grupo de 28 científicos de la Facultad de Ciencias de la UNAM logró desarrollar una prueba rápida que identifica el material genético del virus SARS-CoV-2, causante del COVIS-19, y permite procesar al menos 43 muestras en un tiempo máximo de dos horas, con un costo cercano a los 300 pesos.

El biomarcador ya se encuentra en fase de validación ante el Instituto Nacional de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), por lo que podría emplearse en un mes, en los hospitales para hacer frente a la pandemia, y en una segunda fase fabricar “pruebas caseras” para lo que requieren una inversión de 10 millones de pesos, esto para la adquisición de los robots que fabriquen los dispositivos de forma masiva, informaron en entrevista, Tatiana Fiordelisio y Mathieu Hautefeuille, líderes del proyecto.

“Nuestro biosensor tiene el potencial de detectar específicamente ácidos nucleicos, el RNA del virus, que es como su marca y permite hacerlo masivamente, a diferencia de las pruebas PCR. Es una técnica con muy pocos pasos, con muy pocos insumos y no se requieren equipos muy sofisticados y caros lo cual nos permite usarlo en lugares con poca infraestructura para procesar”, señaló Fiordelisio.

El grupo de científicos, en el que participan también estudiantes, forma parte del Laboratorio Nacional de Soluciones Biomiméticas para Diagnóstico y Terapia (Lansbiodyt) de la Facultad de Ciencias de la UNAM; durante las últimas semanas han trabajado a marchas forzadas en la prueba para el diagnóstico de covid-19, con base en un biomarcador en el que ha trabajado desde hace cuatro años para la detección de otros virus, hormonas y moléculas, por lo que ya tienen una patente registrada en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), bajo el nombre de “Sensor versátil de biomoléculas”

Las pruebas rápidas, que hasta el momento no son recomendadas por la Secretaria de Salud, detectan la cantidad de anticuerpos (IgM e Igs) que genera una persona infectada, lo que ocurre en etapas avanzadas de la enfermedad, por lo que no son confiables. Mientras que el biosensor de la UNAM detecta el material genético del virus, el Ácido Ribonucleico (ARN), en etapas tempranas de la infección, así como lo hacen las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), avaladas por la OMS, pero esas no son masivas, además de que los resultados tardan entre 24 y 48 horas, y hasta 72 horas según declaraciones del director general de Epidemiología, José Luis Alomía.

Deja un comentario