PGR pide extradición de Roberto Borge a Panamá

En una de las peores crisis de corrupción por parte de gobernadores mexicanos, se conoce algo que de alguna manera ya se esperaba; la petición de extradición de Roberto Borge, ex gobernador de Quintana Roo, a las autoridades de Panamá.

El 5 de julio la Procuraduría General de la República informaba sobre la detención del ex gobernador priista a quien se le acusa cuatro delitos, el primero del fuero federal, operaciones con recursos de procedencia ilícita, y las tres restantes por causas del fuero común, peculado, aprovechamiento ilícito y ejercicio indebido de la función pública.

La Procuraduría General de la República, informa que con base en una Notificación Roja emitida a petición de México por la Secretaría General de INTERPOL, fue detenido el señor Roberto Borge Angulo en Panamá.
La localización y detención se realizó como resultado del trabajo conjunto entre la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales y de la Agencia de Investigación Criminal, con la Procuraduría General de la Nación y de Interpol Panamá.
Por medio de investigaciones de gabinete y campo por parte de integrantes de la Agencia de Investigación Criminal y de INTERPOL Panamá, se tuvo conocimiento que esta persona se hospedaba en un Hotel de la Capital panameña y que abordaría el día de la fecha un vuelo con destino a París, Francia, por lo que se implementó un operativo y lográndose así su captura en el Aeropuerto Internacional de Tocumen de Panamá.

A mediados de julio, el juez quinto de distrito de Quintana Roo, le otorgó un amparo para impedir cualquier orden de detención en su contra.

Aunque la solicitud ya fue entregada no significa que la extradición de Borge sea inmediata, pues el proceso podría tardar poco más de 60 días, por el momento la solicitud está en manos de la fiscalía quien deberá solicitar una audiencia a la Corte Suprema de Justicia de Panamá. En caso de que el juez de la causa dé el visto bueno, la solicitud volverá a la Cancillería, que tomará la decisión final. Si la respuesta es positiva, México tendría 60 días para proceder con el traslado del exgobernador al país.

Autor entrada: Laura Hoyos

Deja un comentario