Militares podrían ser responsables de ejecución extrajudicial en el Palmarito, Puebla

ejecución el palmarito
En internet circulan dos tomas del momento de un enfrentamiento entre presuntos huachicoleros y miembros del ejército en el municipio poblano del Palmarito el pasado 3 de mayo. En los videos difundidos por el Diario Cambio, se ve el momento en el que un hombre tirado en el suelo recibe un tiro por parte de un militar, así como otro momento en el que un miembro del ejército es abatido por un presunto huachicolero.

En el enfrentamiento fallecieron 10 personas, cuatro militares y seis civiles, los pobladores denunciaron que hay varios desaparecidos, motivo que causó un fuerte enfrentamiento en el mismo poblado y el cierre de la autopista a Veracruz.

Los videos corresponden a una cámara colocada en un domicilio particular que al ser detectadas por los militares fueron retiradas, momento que también se puede ver en la grabación.

Estos hechos que ya se comparan con lo ocurrido en Tlatlaya, se dan en un momento en el que el ejército se defiende de diferentes acusaciones de actos extrajudiciales que violarían la ley y demostrarían lo peligroso de la militarización en la seguridad pública.

En su comunicado de prensa la SEDENA, publicó lo siguiente:

La Secretaría de la Defensa Nacional informa que esta fecha, a las 20:15 horas personal militar jurisdiccionado en la 25/a. Zona Militar (Puebla, Pue.), recibió un alertamiento de una toma clandestina de combustible en el poblado Palmarito, Pue.
Al arribar al lugar con el objeto de confirmar la información, fueron agredidos a distancia por un grupo de individuos que se ocultaban atrás de un grupo de mujeres y niños.
Ante este hecho, el personal militar decidió no responder la agresión, en virtud de que las mujeres y los menores fueron empleados como escudo por los agresores.

En Defensa de la Defensa

Apenas en febrero tanto el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos y el presidente Enrique Peña Nieto defendían a capa y espado al ejército, calificando de inadmisibles las acusaciones en su contra.

“No son admisibles y este gobierno reprueba las descalificaciones sin sustento contra nuestras Fuerzas Armadas, que si algo han demostrado es su total y permanente compromiso con México y con los mexicanos”, señaló Peña Nieto. Sin embargo, pronto llovieron comentarios recordando episodios en los que elementos del ejército han participado en la ejecución de civiles.

Tlatlaya, Ayotzinapa, la ejecución de los niños Almanza en Ciudad Mier, Tamaulipas, el asesinato de Jorge Mercado y a Javier Arredondo, ambos estudiantes del Tec de Monterrey en nuevo León, quienes habrían sido confundidos con narcotraficantes; también en Nuevo León un militar disparó contra el matrimonio conformado por Rocío Elías y Juan Carlos Peña, quienes quedaron en medio de la balacera, en el video se escucha al soldado Juan Ortiz Bermúdez, gritar “¡Me eché a dos!”. Son algunos de los episodios donde los militares han disparado contra civiles con trágicos resultados.

Otro de los casos donde el ejército a disparado contra civiles se dio en el poblado de Ostula de Aquila Michoacán, donde murió un niño de 12 años y hubo cuatro heridos. Estos y otros episodios en Coahuila y Zacatecas se han tratado de desmentir por el ejército argumentando falsedad en videos difundidos en redes sociales.

Para algunos legisladores en la cámara de diputados y senadores, la aprobación de la nueva ley de seguridad interior es un riesgo ya que los militares deberían regresar a los cuarteles.

Autor entrada: Laura Hoyos

Deja un comentario